Son millonarios que representan a las grandes fortunas amasadas en los años dorados del chavismo, con altos precios del petróleo y gigantescas obras públicas convertidas en máquinas de ganar dinero a golpe de sobrecostes y sobornos. Unos han sido llamados “bolichicos”, jóvenes y ambiciosos empresarios que crecieron a la sombra del poder. Otros son ex altos cargos del régimen que usaron su posición para cobrar mordidas millonarias.Todos han elegido España como lugar para vivir en la última década. También como destino privilegiado de sus inversiones.

La situación política y económica que atraviesa el país sudamericano en los últimos años se ha visto reflejada en el mercado inmobiliario español con adquisiciones de inmuebles de lujo que abonan generalmente al contado y que han llegado a alcanzar los 30 millones.

Desde hace tres o cuatro años se ha registrado un incremento pronunciado de compradores e inversores venezolanos, especialmente en Madrid, la puerta de entrada natural a Europa para este tipo de comprador. Las compras se han multiplicado por dos en sólo cuatro años coincidiendo con la caída económica del país controlado por Nicolás Maduro.

En grandes ciudades como Madrid, los venezolanos son ya la nacionalidad extranjera que mayor número de compras realiza en la capital madrileña por delante de chinos y rusos, con inversiones que van desde los 2 millones, en el caso de los particulares, hasta los cerca de 30 millones, siendo su objetivo los barrios más exclusivos como Salamanca, Jerónimos, Chamberí y Justicia.

Generalmente las operaciones las pagan al contado y si deciden pedir una hipoteca no es por necesidad, sino porque les interesa por temas fiscales o financieros. Al contar, muchos de ellos, con nacionalidad española por sus antepasados españoles o por no pasar largas temporadas residiendo en España, no necesitan de la “Golden Visa” para operar dentro de nuestras fronteras, aunque para un porcentaje de inversores venezolanos la “Golden Visa” sigue siendo un reclamo.

La llegada de venezolanos al sector inmobiliario no se limita a la compra de casas. El año pasado el incremento de alquileres por parte de venezolanos en la capital creció un 35%, con más de 40 firmas al mes y una renta media de 1.700 euros. Su perfil es una persona con un poder adquisitivo medio-alto, con estudios y empleo, y con un tiempo medio de estancia en España que no supera los 3 años

Este crecimiento, unido al mayor dinamismo del mercado y a la evolución de la economía española, ha empujado al alza los precios de la vivienda de lujo en Madrid durante los últimos tres años.

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar