All for Joomla All for Webmasters

La Soledad, Son Espanyolet y Pere Garau: Objetivo Sueco.

La Soledad, Son Espanyolet y Pere Garau: Objetivo Sueco.

Desde 2013 la inversión inmobiliaria sueca en Palma ha crecido más de un cien por ciento, diversificándose más allá de Santa Catalina y el Casc Antic, zonas que hasta la fecha han captado la atención de este mercado para tener una vivienda en propiedad en la Isla.

Promotores inmobiliarios coinciden en señalar que Santa Catalina y el Casc Antic han quedado saturados por la presión que realizan desde hace cinco años las agencias inmobiliarias suecas radicadas en Mallorca, que realizan todo tipo de ofertas a propietarios de pisos para incluirlos en su cartera de negocio y poder comercializarlos luego en Suecia.

Así, en el último año se han cerrado operaciones de compraventa en La Soledad, Son Espanyolet y Pere Garau. Al ser puestos al corriente de que el barrio de Nou Llevant se convertirá con el paso de los años en la zona de crecimiento urbanístico de lujo de Palma, tanto en lo que respecta a usos residenciales, de servicios y turístico y que los precios de mercado son muy diferentes a los que imperan en Sant Catalina, Casc Antic y enclaves del litoral del municipio de Calvià, La Soledad es uno de los puntos donde los suecos están comenzando a comprar casas.

Lo mismo sucede en la barriada de Son Espanyolet e incluso en plena Plaça Pere Garau, lo cual da una idea del interés que hay por contar con una vivienda en Palma, lo que hace resaltar que Mallorca está más de moda que nunca en Suecia.

El incremento de la conectividad aérea desde Escandinavia a Mallorca, con vuelos directos desde las principales ciudades nórdicas a Palma, principalmente desde Estocolmo, en verano e invierno, los reportajes en los principales medios de comunicación suecos, que resaltan las mejoras habidas en la ciudad de Palma a nivel urbanístico, hotelero, comercial, de restauración y oferta complementaria, hacen prever un nuevo desembarco de inversores suecos a corto plazo.

Otro factor que influye positivamente son los precios tan competitivos que imperan en el mercado inmobiliario de Palma, muy alejados de los que hay en la actualidad en Suecia. La divisa sueca, la corona, tiene una buena paridad con el euro y la cotización sigue al alza por los vaivenes que afectan a moneda comunitaria.