All for Joomla All for Webmasters

El “Boom” de las Inversiones Hoteleras en Baleares

El “Boom” de las Inversiones Hoteleras en Baleares

La senda positiva iniciada en 2013 por el mercado hotelero en las Islas Baleares ha continuado “in crescendo”, recibiendo en 2018 un 20% del total del capital invertido en España.

Durante el pasado año se habrían producido hasta 47 transacciones de activos hoteleros, alcanzando un volumen total de más de 967 millones de euros, casi el doble que en 2017. En este contexto, Mallorca sigue siendo el centro de atención para los inversores en el archipiélago, donde se ubican 32 de los transaccionados gracias a la menor estacionalidad y dependencia aérea de la isla. Le siguen Ibiza, con 11 transacciones y Menorca, con tan sólo 4.

Estos fondos que anteriormente se centraban en el sector inmobiliario (edificios de oficinas, naves industriales, etc.), variaron su estrategia hacia otros sectores productivos, siendo la hotelería la que por sus elevados márgenes de beneficios, se convirtió en Objetivo en objetivo prioritario.

Baleares, tanto por ser el destino vacacional preferido de alemanes, británicos y resto de mercados emisores europeos como por su alto potencial se convirtió en la zona prioritaria para adquirir inmuebles turísticos.

Los principales fondos que están invirtiendo en Baleares son: Blackstone, Atom Hoteles, Portobello Capital, Covivio, CBRE Global Investors, Corum AM, Elaia Investment, Apple Leisure Group, KKR e Hispania. Siendo el Grupo Blackstone el más activo.

la estrategia de estos fondos está orientada a las inversiones en hoteles arrendados y bien posicionados en las zonas turísticas de Mallorca y del resto de islas para su rehabilitación y reposicionamiento con una proyección, como mínimo de entre 10 y 20 años., con un inversión media por hotel de entre 20 y 25 millones de Euros.

Así mismo, la caída en picado de los ingresos por habitación (RevPar) en los establecimientos hoteleros ubicados en Cancún y la Riviera Maya , como consecuencia de la plaga de algas (sargazo), y la fuga de los turistas americanos y canadienses a otros destinos del caribe, está afectando negativamente a las pequeñas y medianas cadenas hoteleras de Baleares, en el estado mexicano de Quintana Roo.

Al no poder recuperar los ingresos por explotación de hace un semestre ha provocado que estas cadenas se hayan visto obligadas a poner en venta hoteles suyos en Mallorca para hacer frente a los pagos bancarios con el fin de amortizar los préstamos concedidos.

Este cúmulo de circunstancias es lo que ha motivado a las cadenas afectadas a variar su estrategia y optar por la venta de inmuebles en Mallorca.

Optimized with PageSpeed Ninja